953440877 - Padre Villoslada, 1 - Villacarrillo (Jaén)

  • imagen
Previous Next

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Más información

Acepto

Con vosotros desde 1943...

Facebook

#YoconSAFA - Twitter

Pulsa sobre el escudo

 

Enlaces

 

Pastoral

 

Identidad

 

 

Código de Conducta

Código de conducta

Agora Communicative


FP a distancia

FP a distancia

Grupo Loyola

 

El Tiempo

 
0808359
Hoy
Nº Visitas
97
808359

Durante esta semana hemos estado celebrando en nuestro colegio la “Semana Ignaciana”, momento del curso en el que hemos dado a conocer la misión de la Compañía de Jesús.

Hemos conocido lo que la Compañía es o ha sido, lo que hace o ha hecho y lo que ofrece para el crecimiento de las personas comprometidas con el mundo en el que vivimos.

También hemos recordado lo importante que es ser solidarios y ayudar a los demás.

El jueves se realizó la “ofrenda floral”, la lectura de emotivos pregones y el “besapies” al cristo.

El viernes se llevó a cabo un torneo de ajedrez en el que participaron alumnos/as de nuestro colegio y también antiguos alumnos.

Para culminar la semana se ha procesionado por las calles de la localidad.

 

Torneo de Ajedrez

 

Mosaico con el Escudo de SAFA

 

Preparación de la Procesión

 

Unidad Didáctia "Los Sentidos"

Redacción de Victoria Soto González

SI YO ESTUVIERA CIEGA

Si yo me quedara ciega permanentemente me sentiría sobre todo muy triste por vivir en auténtica oscuridad, sin luz, sin colores… Triste también por no poder ver a mis familiares, a mis amigos, por no saber cómo hacer las cosas, por no poder hacer deportes o bailes. Tendría un sentimiento de preocupación porque muchas veces me preguntaría si los demás están sufriendo por mí por ser ciego y por las veces que necesitaría de su ayuda para que no me pasara nada. Pero también me sentiría contento de poder hacer la mayoría de las cosas, aunque estuviera ciega y de no sentirme una persona rara por no poder ver.

Pensaría muchas cosas, como qué puedo hacer para no tener que necesitar a nadie para moverme y hacer las cosas, qué pensarán los demás de mí, cómo me tendría que comportar para que la gente me viera como una persona normal y no como un discapacitado… Y le pediría a la gente que me contara cómo son las cosas. Mi abuelo Juan, por ejemplo, estuvo 9 años ciego por un desprendimiento de retina. Se pasaba el tiempo preguntando, escuchando la radio y como no podía ni leer ni escribir que era lo que más le gustaba le dictaba cartas a mi tía Isabel. Cuando volvió a ver, esas cartas en las que le hablaba a mi padre de caballos, las publicó en un libro titulado “Memorias de un jinete, cartas a Carlos”.

            Si estuviera ciega actuaría como una persona normal con la ayuda de mi bastón para moverme o de otras cosas como un perro guía para andar por la calle y cruzar los pasos de peatones. Utilizaría el sistema Braille para leer y utilizaría el resto de los sentidos como el tacto, el gusto, el oído y el olfato. Me esforzaría por hacerlo todo con mucha paciencia y haría muchas cosas para no aburrirme y sentirme sola, como hacer deporte con ayuda de una persona.

 

 

Redacción de Belén Gamo Cabrera.

CEGUERA

          Si yo me quedara ciega permanentemente, lo primero que sentiría sería tristeza y estaría apenada porque ya no podría volver a ver el mundo de luz y color, a las personas que quiero, los bonitos paisajes y a todos los seres vivos que quiero en mi vida.

          Me sentiría una persona que depende de los demás para muchas tareas por ejemplo: combinar las ropas, cocinar una buena receta, etc. Me sentiría apartada de mis amigos o mis amigas, porque no podría jugar igual que ellos o no podría hacer las actividades de clase. Pensaría que soy una persona diferente e inferior a otras, porque no podría hacer muchas de las cosas que la mayoría de la gente. Pensaría en todo lo que antes podía hacer, en todo lo que se podía ver y en todo lo que me estaría perdiendo por haberme quedado ciega.

         Todo esto es lo malo que me podría ocurrir, pero yo no me quedaría sentada en un sillón, llorando por ser ciega, no yo, todo lo contrario, empezaría reconociendo todos los obstáculos de la casa, para que cuando me pidan algo, podré cogerlo y entregárselo y no que empiecen a buscarlo ellos, aprendería a escoger la ropa, vestirme sola, cocinar sola, asearme sola ir al colegio, participar en todas las actividades que yo pudiera practicar, etc. Procuraría que ser ciega no significara algo negativo, y poco a poco no dependería de la ayuda de los demás, aunque principio necesitaría mucha ayuda. No me gustaría que me tratasen como una persona diferente o simplemente una discapacitada. No me gustaría que tuvieran pena de mí, lo que me gustaría es que me apoyaran y que no tratasen de engañarme y hacerme ningún daño.

 

 

 

 

 

 

Ayer miércoles 21 de febrero, celebramos, como todos los años, dentro del marco del programa Ágora Communicative, la reunión de auxiliares de conversación de Up International y tutores en el centro Arrupe de Sevilla. Los 15 auxiliares nativos de diferentes nacionalidades desempeñan una valiosa labor en los centros de Valverde del Camino, Alcalá de los Gazules, Chiclana de la Frontera, El Puerto de Santa María, Las Lomas, Cádiz, Montellano, Baena, Pedro Abad, Bujalance, Málaga, Alcalá la Real, Andújar, Úbeda, Villacarrillo y Villanueva del Arzobispo. Por otro lado, los tutores de los auxiliares se encargan de hacer más fácil la integración de dichos auxiliares en sus respectivos centros así como de establecer una eficaz coordinación entre el profesorado y los nativos.

Este encuentro supuso una buena ocasión para que los auxiliares de conversación se conocieran entre sí y expusieran su experiencia hasta el momento, sus inquietudes y propuestas de mejora de cara al resto del curso académico. Asimismo, los tutores realizaron importantes aportaciones para optimizar el trabajo que desempeñan en nuestros colegios.

Debemos resaltar que los auxiliares nativos fomentan el uso oral del inglés en nuestras aulas, coordinándose estrechamente con el profesorado de lengua inglesa en el uso de materiales, actividades, recursos y diferentes metodologías.

Por último, cabe destacar que la presencia de estos jóvenes nativos en nuestros centros favorece un enriquecimiento cultural esencial, que es muy apreciado por el profesorado, el alumnado y sus familias.

     Como cada año, desde 1964, para conmemorar la muerte de Gandhi, se celebra el 30 de enero el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, reconocido por la UNESCO en 1993.

    En esta fecha se recuerda la necesidad de la educación para la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los Derechos Humanos, la no violencia y la paz.

    El lema de este día es: 'amor universal, no-violencia y paz. El amor universal es mejor que el egoísmo, la no-violencia es mejor que la violencia y la paz es mejor que la guerra'.

    Tras la lectura de la oración por la Paz, se leyeron diferentes biografías de personajes que vivieron por y para la Paz.

 

SAFA Villacarrillo SE INUNDA DE PAZ.

 

    Este año hemos salido de nuevo al patio del colegio a pedir PAZ. Ho hacíamos con la alegría de quien no vive a diario entre grabes conflictos y eso ya es algo por lo que dar gracias a Dios todos los días.

    Pero también con más conciencia, cada curso, de la importancia que tiene enseñar a afrontar la vida (las clases, los recreos, las conversaciones del patio, los problemas y las alegrías) desde la paz y la no violencia.

    Por eso, en esta celebración nos pareció oportuno, que fuesen los chicos de la Red Solidaria (de la E.S.O), los que nos transmitieran algunos testimonios, de algunas personas cotidianas que decidieron arriesgar su seguridad, sus comodidades y hasta su vida por un ideal; el de la Paz.

    Así mencionamos la figura de Gino Bartali, un ciclista italiano, que escondiendo en los tubos huecos de su bicicleta de entrenamiento, llevó documentos falsificados para salvar la vida de más de 800 judios, durante la segunda guerra mundial. O el testimonio de Irena Sendler, que al igual que Bartali, era católica, y se dedicó a mandar a niños de los guetos judíos a otras familias y regiones fuera de peligro aún a costa de ser detenida y torturada en varias ocasiones. Irena cuando era preguntada por sus acciones solo decía que hacia lo que debía hacer, sin más. Pero más conmovedor es si cabe la aentura del converso cristiano Iqbal Mashi de origen pakistaní. Iqbal fue vendido por sus padres a la edad de 4 años a una fábrica de alfombras. Allí trabajó como esclavo y cuando consiguió escapara ayudó a muchos niños, cerrando numerosas fábricas donde todos los trabajadores eran niños. El 16 de abril de 1995 fue asesinado por la mafia de las alfombras de Pakistán y su martirio no fue en vano, pues causó un efecto rebote que hoy día aún resuena en muchos países europeos en forma de manifestaciones y proyectos educativos.

    Son muchas las personas que se empeñan con gran valor y decisión, en sacar lo mejor del género humano y lo difunden por el mundo promoviendo diálogo y entendimiento, en vez de esta violencia a la que nos acostumbramos cuando meramos las noticias o los programas sensacionalistas… Y más de cerca, los juegos de nuestros hijos, los de la Play Station o los llevamos al cine.

 

     Terminamos la semana con un encuentro de la Red Solidaria de Jóvenes en Mollina (Málaga). Nos representan alumnas de 4º ESO junto a los profesores Juan Luis y Ana Belén.


¡¡¡Pasadlo genial!!!

 

 

 

 

Página 2 de 48