Durante esta primera semana, el Claustro de Safa Villacarrillo ha compartido momentos de reflexión sobre qué tipo de personas queremos que lleguen a ser nuestros alumnos. Siempre hemos perseguido el desarrollo integral de la persona, en todas sus facetas, para que pueda poner toda su valía al servicio de los demás y de esta sociedad que tanto nos necesita. 

A partir de ahora, oiréis hablar mucho de las 4 Cs. Y es que aterrizando en ese desarrollo integral, queremos que nuestros alumnos sean:

 

Conscientes

Compasivos

Comprometidos

Competentes

 

Conscientes para construir su proyecto vital. Por lo que será necesario promover la creatividad en el trabajo que conduzca a proponer nuevos modos de aprendizaje que permitan conocer más y mejor la realidad, analizarla y buscar modos de contribuir a generar nuevos hábitos personales, nuevas formas organizativas y la felicidad y la justicia para TODOS

 

.

Compasivos, personas solidarias que se aproximan al prójimo con sensibilidad y simpartía para responder a sus necesidades y que identifican y afirman especialmente a los débiles y exluídos para promover su realización. Como educadores debemos enseñar a sentir y gustar internamente la ALEGRÍA del que da ayuda, de que da.

 

Comprometidos con la solución de los problemas que aquejan a la humanidad, con visión crítica de la realidad, que asumen lo público como plataforma de bien común, nacional e internacional, personas comprometidas con el cuidado y preservación de la NATURALEZA.

 

Competentes, ser capaces de trabajar y prosperar con los demás. Se persigue una educación por excelencia en la formación que forme líderes en el servicio no en la competencia, agentes y multiplicadores. Una excelencia personal, según sus posibilidades y cualidades de CADA UNO, que se traduce en la atención a la diversidad.