El día 20 de noviembre es el día internacional de los derechos de los niños y niñas del mundo, y en nuestro colegio hemos querido reivindicarlo.

   Los chicos y chicas de la Red Solidaria de Jóvenes (RSJ) “han secuestrado” nuestras clases de infantil y primaria para hacer ver que hay 61 millones de niños/as que no pueden ir al colegio a diario. Es decir, se les cohíbe su derecho a la educación.

   Durante cinco minutos simbólicos, alumnado y profesorado han permanecido en el pasillo sin poder acceder al aula. Pasado este breve periodo de tiempo, hemos ido a la capilla donde la RSJ nos ha hecho ver por medio de preguntas y mediante la lectura de un manifiesto, que somos muy afortunados y que podemos contribuir a que otros niños y niñas tengan la misma suerte de que se les respete sus derechos.

   Es un camino complicado y largo de hacer, pero cuantos más seamos más posibilidad de éxito tendremos.