Comenzamos el curso.

   Queremos empezar llenos de alegría, de ilusión, de esperanza, de ganas, de buen humor.

   Queremos empezar llenos de vida. Señor, ¡¡llénanos de vida!! De hecho, todos tenemos cosas buenas que ofrecer, para llenar la vida. Dios nos regala talentos a todos. ¿Estamos dispuestos a ofrecerlos a los demás para llenarnos entre todos y contagiarnos de esa vida?

   Queremos celebrar como amigos de Jesús nuestro tiempo y nuestro esfuerzo, agradecer el comienzo de curso, compartir en la celebración las ganas que tenemos de que este curso salga bien, sentir que Jesús invita a sus amigos a estar llenos de vida y de alegría, juntos, con Él y disfrutar en la celebración, en el silencio y en la alegría